Faltan 7 días para que la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Puno solicite prisión preventiva en contra del alcalde de la Municipalidad Provincial de Puno, Iván Flores Quispe, y 4 de sus colaboradores, por el delito de colusión desleal, conforme la disposición N. 007-2017, emitida el 15 de marzo pasado.

De acuerdo a la referida disposición, el fiscal responsable del caso N. 2016-124, Jorge Alberto Astorga Castillo, estableció requerir la medida de coerción de prisión preventiva en contra de los investigados Iván Flores Quispe, Edgar Centeno Chavarría, Ynes Antonia Bejar Barriga, Marco Antonio Loayza Sánchez y Carlos Javier Rondon Vilca.

Los tres primeros son investigados como presuntos coautores, en tanto que los restantes están en calidad de presuntos cómplices de la comisión del delito de colusión desleal, tipificado en el segundo párrafo del artículo 384, modificado por el artículo único de la ley 3011, todo en agravio del Estado Peruano.

El fiscal encargado del caso dispuso formalizar y continuar la investigación preparatoria por el plazo de 60 días en contra de la autoridad municipal y de sus colaboradores, periodo que vencerá el próximo 15 de mayo, es decir, en 7 días.

Según la carpeta fiscal, cinco son las personas que habrían destinado irregularmente los 100 mil soles donados por la empresa Backus, por concepto del auspicio a la celebración de la Festividad Virgen de la Candelaria, en el año 2015.

En el mencionado documento, también se sostiene que el contrato de la donación se desarrolló con fecha 27 de enero 2015; sin embargo, un mes después aparece la celebración de ampliación de contrato (adenda) con fecha 27 de febrero, hecho que generó dudas.

“Tengo a mi cargo bastantes casos, pero se hará el requerimiento de prisión preventiva contra el alcalde Puno, porque existen los presupuestos necesarios para ello”
Jorge Astorga
Fiscal encargado de la investigación.