El analista estadístico departamental, del Instituto Nacional de Estadística e Informática de Puno, Edgar Velásquez Churata, informó que un promedio de 1500 familias seria encuestadas de manera aleatoria, a fin de actualizar la canasta básica familiar, ya que con la que se cuenta data desde el año 2009.

Explicó que la encuesta es llevada a cabo durante 7 días a una familia, a fin de obtener información diaria, y de esta forma registrar nuevos patrones de consumo familiar en productos y servicios, así como los gastos que se efectúan.

Asimismo, exhortó a la población a contribuir con la encuesta, ya que los resultados de esta, determinará si hay o no inflación en el precio de algunos productos consumidos asiduamente por la población puneña. Finalmente, señalo que el reporte de resultados se daría para diciembre del 2020.